Skip to main content.
Menu

Los presos con enfermedades crónicas sufren

Una serie especial a cargo del Reporting on Health Collaborative

About This Series

Este proyecto es el resultado del Center for Health Journalism Collaborative (Informe en Colaboración sobre la Salud), en el que participan Mundo Hispánico en Atlanta, New America Media en California y Nueva York, Radio Bilingüe en Fresno, WESA Pittsburgh (afiliada de NPR) Univisión Los Ángeles (KMEX 34); Univisión Arizona (KTVW 33) y CenterforHealthJournalism.org. Este proyecto en colaboración es una iniciativa de Iso.in.ua Health Journalism Fellowships de la Facultad Annenberg de Comunicación y Periodismo de la University of Southern California.

Los presos con enfermedades crónicas sufren

February 03, 2014
11:00pm

Juana López apretó las manos de su hijo y tentó su frente.

“Aquí estoy mi'jo, aquí está tu mamá. Reacciona, ponle ganas”, dijo López.

Era la primera vez que López veía a su hijo Fernando en más de tres meses. Ese día, inconsciente y con los tubos del respirador artificial dentro de él, fue desafortunadamente también el último día que lo vio con vida.

Fernando Domínguez Valdivia, residente angelino de 58 años de edad, murió el 4 de marzo de 2012, ocho días después que lo visitó su madre en el Victor Valley Community Hospital, por un cuadro de bronconeumonía que desarrolló durante los 100 días que estuvo bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés).

“Fue negligencia. Fue falta de atención médica”, dijo López. “Si eso le pasó a mi hijo, le va a seguir pasando a todos los que caigan ahí, que no les dan el trato que deben de darles”.

La Oficina de Supervisión de Detención concluyó en un reporte que la muerte de Domínguez Valdivia no solo pudo haber sido prevenida, sino que el centro no cumplió con los estándares de detención establecidos por ICE. 

Si bien el fallecimiento de Domínguez Valdivia ha sido el único ocurrido en Adelanto, se han registrado más de 130 otras muertes desde 2003 en los 250 centros de detención que hay para inmigrantes en el país.

"No es que no son competentes sino que no hay suficiente equipos médicos", dijo Carmen Iguina abogada de la ACLU del Sur de California. "Y muchas veces las decisiones que se toman están basadas en el ahorro económico y no la necesidad médica".

Por esta red de centros de detención pasan aproximadamente unas 400,000 personas cada año. Bajo ley y regulación se les provee un trato humano que incluye atención médica apropiada, pero ¿en verdad los detenidos reciben una atención adecuada?

Un equipo de Univision 34 investigó qué es exactamente lo que sucede adentro de estos centros de detención para inmigrantes en Estados Unidos y lo que encontramos y escuchamos es de suma preocupación.

Recent Stories

Hace 30 años, el condado de Fresno fue obligado a proveer atención médica a todo aquel que lo necesita, sin importar su estatus migratorio. Ahora un juez ha determinado que el condado ya no tiene que ofrecer servicios médicos a los inmigrantes indocumentados.

Mientras que los niños muestran diferentes respuestas al trauma temprano, dependiendo de factores tales como su edad, los mecanismos de afrontamiento y el apoyo familiar, los expertos dicen que los testigos de la detención o deportación de los padres lleva a una compleja serie de problemas.

Cansada por el peso de la edad, y con un deterioro progresivo de su cuerpo debido a la diabetes, Juana está pendiente de las noticias, desde que supo que hay una propuesta de ley en California para brindar seguro médico a las personas que, como ella, no tienen documentos.

Una mujer decidió por su cuenta convertir su casa en centro de inscripción. Invitó a sus familiares y vecinos, en su mayoría desasegurados, que estaban indecisos sobre si inscribirse o pagar la multa. ¿Podría ser un modelo a replicar para inscribir a más latinos?

Natividad, una trabajadora de campo en el Valle de San Joaquín de California, vive con sus tres hijos en una casa pequeña con otras 3 familias, en la ciudad de Fresno. Utilizamos solamente su primer nombre, debido a su estatus migratorio. Natividad no sabe leer ni escribir, y sólo habla mixteco, una

Las consecuencias de la separación de los padres de los niños pueden incluir causar o exacerbar los problemas de salud mental, como los trastornos depresivos o de ansiedad.

Si bien las condiciones y servicios médicos ofrecidos en el sistema de centros de inmigración han mejorado en años recientes, defensores de los derechos de los inmigrantes dicen que todavía quedan muchas cosas por cambiar.

Errores mortales y falta de atención médica adecuada en los centros de detención para inmigrantes, son una realidad que cada vez derraman más lágrimas entre reclusos y familiares.

En esta primera entrega Annabelle Sedano, muestra de primera mano los testimonios de reclusos y familiares que viven una realidad distinta a la que se suspone deben afrontar y que ponen en riesgo la salud de los internos.

Los primeros meses en la vida de un refugiado en EE. UU. están cargados de nuevas experiencias. Y también de visitas al médico. Toda la atención inicial está cubierta por los servicios de asistencia médica. Pero cuando finaliza esa cobertura, los refugiados pueden seguir teniendo problemas de salud.

touristmedservice.ru/predostavljaem-apartamenty-v-centre-baden-badena-v-roskoshnom-parke/

www.touristmedservice.ru/lechenie/kardiologija-v-germanii/